Historia

















Dentro de Los Vélez un territorio definido y diferente en el concierto de las comarcas almerienses, en una provincia que quizá sea de las más variadas y sorprendentes de España se encuentra Chirivel, un pequeño pueblo con características muy acusadas. Casi equidistante de Murcia, Granada y Almería, situado en un gran valle que limita por el Norte con las sierras de Orce y María, y por el Sur con la sierra de las Estancias, es un pueblo nuevo y viejo, según se mire.

Es nuevo como municipio; en1895 consigue su independencia de Vélez Rubio, habiendo sido conjunto de casas de labranza con origen en el poderío de los Marqueses. Es viejo porque, con diversos emplazamientos próximos al actual, existió desde muchos milenios atrás, según denuncian restos elocuentes prehistóricos, ibéricos, romanos y árabes de civilizaciones que se asentaron junto al cauce fecundo de su rambla.

¿Desde cuándo empezó a llamarse Chirivel y qué significa su nombre? Sobre este misterio anoto sugerencias ya contadas en otros escritos: «Dijeron amigos erudito-imaginativos: bello encinar, valle de la seda..., más influidos por la realidad de un pasado de encinares espesos por todas sus tierras, de lo cual quedan señales, o del conocimiento de una floreciente industria de la seda, más que por pistas morfológicas.

Un obispo que vino a confirmar, arrimando el ascua a su sardina, dijo que Chirivel significaba beso de Dios. Y Juana de Ibarbourou, la gran poetisa americana, para no darle más vueltas al asunto, me aseguró que Chirivel era, indudablemente, el nombre de un pájaro exótico, soñado, inexistente...».










 
Entidad Gestora del Convenio Marco de la Red Provincial